ShareThis

Latest News

Cañete, destino turístico del Perú y del mundo.

SIN CENSURA

SIN CENSURA
De lunes a viernes de 12 a 2 p.m. por Radio A1 88.7 F.M.

CAÑETE: HOSPITAL REZOLA SUMIDO EN LA PODREDUMBRE Y LA CORRUPCIÓN

jueves, 20 de octubre de 2016 , Posted by Paul Yactayo at 5:33

Dra. Lourdes Cardenas Olórtegui
Presidenta del Cuerpo Médico

Mientras que, por su parte, el gobernador regional de Lima Provincias, Nelson Chui Mejía, celebra por todo lo grande haber conseguido recursos adicionales por una suma superior a los 25 millones de soles debido a una imperceptible capacidad de gestión y gastos, en el Hospital Rezola de Cañete su infraestructura se está cayendo a pedazos, sus ambientes atraviesan por un estado calamitoso, de insalubridad y contaminación alarmante al borde de la podredumbre y el perjuicio de la integridad de los pacientes que allí se atienden y del mismo personal que labora en este nosocomio. 

EL RECORRIDO DE LA MUERTE.


A través de un arduo e intenso recorrido por todo el nosocomio, la Dra. Lourdes Cárdenas Olórtegui, quien es la presidenta del Cuerpo Médico del Hospital Rezola, junto al Sindicato Médico de esta entidad, nos mostró la cruda realidad que atraviesan como profesionales de la salud al atender en condiciones infrahumanas a los cañetanos que acuden para ser sanados.

In situ, pudimos comprobar que solamente en la Unidad de Cuidados intensivos [UCI], exactamente en el área de aislados, no están operativos los equipos médicos, los monitores multiparámetros y los pulsolsímetros que no están tomando todas las funciones vitales que deberían para un correcto monitoreo de los pacientes en estado de gravedad. Lo mismo sucede con los ventiladores, las camillas y los colchones. 

La situación es tan precaria y letal, que actualmente se encuentran pacientes con incapacidad respiratoria en el área de Emergencias que no pueden ingresar a Cuidados Intensivos debido a la falta de capacidad resolutiva.

Y no es lo peor que deberán afrontar a la fecha. Ahora deberán arreglárselas con la ausencia de galenos debido al mensaje enviado por el Gobierno Regional de Lima, el cual se resume simplemente en: “¡NO SE LES VA A PAGAR PORQUE NO HAY PRESUPUESTO!”. Esto ocurre porque todos los médicos de la Unidad de Cuidados Intensivos son contratados mediante la modalidad de Terceros, y a ninguno de ellos se les ha cancelado desde el mes de agosto y setiembre.

Puertas de madera apolilladas y en total deterioro, sin chapas y sin ofrecer ningún tipo de seguridad a las Áreas Semirígidas y distintos ambientes de este hospital. 

La Sala de Operaciones Número UNO tiene elementos totalmente inservibles, tales como una Torre de Cirugía Laparoscópica que no funciona desde hace más de cinco años.

La Sala de Operaciones Número TRES, donde se atienden cirugías menores tales como los legrados uterinos, no cuenta con una Lámpara Cialítica Halógena empotrada en el techo, como debería, y solamente se están alumbrando con una lámpara portátil durante las cirugías.

Y ni hablar de los tres monitores con los que cuenta esta área que miden la presión arterial, la frecuencia cardíaca y saturación del oxígeno para obtener un control del paciente. No funcionan correctamente ni tampoco reciben ningún tipo de mantenimiento DESDE HACE MÁS de SIETE AÑOS.

El Área de recuperación de Post-Anestesia presenta deficiencias idénticas, pues hay tres monitores multiparámetros que se encuentran disfuncionales y trabajan como Monoparámetros.

En el Tópico de Ginecobstetricia se está evaluando a los usuarios sin contar con el servicio de Agua, por lo cual tanto pacientes y personal médico se encuentran en una inminente exposición a la contaminación y a una serie de infecciones por causa de que no se pueden lavar ni las manos ni los equipos médicos. 

El Área de Preparación para la Atención de Partos sufre también de la ausencia del vital elemento y además está abundante de moho y humedad.

La misma historia con el área de Puerperio, lugares claves donde residen los pacientes en periodo de cuarentena tras el parto, esto por causa de carecer de ventilación debido a que los extractores de aire no funcionan.

Sillas ruedas en estado calamitoso por la corrosión: oxidadas, rotas y casi inservibles desde el año 2012. Tampoco se cuenta con peldaños.

Los servicios higiénicos son literalmente apestosos, pues expelen olores nauseabundos debido a la carencia de agua.

El Almacén de Archivos de Historias Clínicas no tiene ventilación, por lo cual se tienen que abrir las ventanas, pero al hacerlo se expone al personal médico y los pacientes al polvo, los ácaros y las infecciones. Pero eso no es todo: hasta la fecha siguen desfasados porque no cuentan con un software que les permita acelerar la atención de los pacientes que no sea a través del papel.

En el Área de Neonatología ninguna incubadora funciona correctamente. 

La Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales solo cuenta con un ventilador operativo y dos incubadoras. 

En el Área de Intermedios solo existe un equipo de Fototerapia operativo. 

LO RIDÍCULO TAMBIÉN FORMA PARTE DE ESTA DESGRACIA LLAMADA HOSPITAL

Un tubo de plástico de aproximadamente diez metros de extensión es el sistema de ingeniería y mensajería que traslada desde el Área de Archivos ubicado en el tercer piso hasta el Área de Admisión, en el primero. Es decir, el personal administrativo de un hospital referencial de Nivel 2.2 no cuenta con un software informático y más bien coge y dobla los documentos, los desliza por la mencionada tubería y descienden hasta una caja de madera que improvisa de buzón. 

NI LOS MUERTOS SE SALVAN


Las paredes del Mortuorio están afectadas por el último terremoto, y en el baño de este mismo lugar parece que se hubiera podrido un cadáver. 

¡DEJAD QUE LOS NIÑOS DE VAYAN DE AQUÍ!


El Área de Pediatría está inhabitable, pues presenta muros destruidos y con rajaduras, y con tuberías que cruzan el techo totalmente invadidas por la corrosión. Sin embargo los menores se enfrentan diariamente a este peligro mortal. 

Las Áreas de Recepción y Archivos de Rayos X afronta esta misma condición. 


Los ambientes nuevos donde funcionan las Áreas de Adolescentes, Sindicato y Psicología, están construidos a base de drywall, y las escaleras de madera que llevan hasta esta zona están a punto de desplomarse. 

Y, por último, el estado actual de las historias clínicas es degradante, al mismo nivel que los desperdicios o los residuos sólidos. Y la repugnancia hace lo suyo cuando observamos pasadizos asquerosos por donde transitan las ratas todo el tiempo. 

Ese es el estado de podredumbre que mantiene sometido a este hospital cañetano, donde algo sí es seguro: encontrar la muerte.


POR: INFORED


Currently have 0 comentarios:

Leave a Reply

Publicar un comentario

Cañete, te espera.